¿Te has sentido alguna vez esclavo de las dietas?

¡Olvídate ya de los milagros!  Perder peso es posible comiendo de forma saludable, sin prohibiciones y con ejercicio físico

Nos ponemos “a dieta” y nos olvidamos que somos personas con gustos diferentes, buscamos el placer en la comida, tenemos una vida social a la que no estamos dispuestos a renunciar y pretendemos bajar mucho peso en poco tiempo para… ¿volver a comer como antes? ¿Volver a recuperar el peso?

Olvídate de la dieta ceto, dukan, keto, de la piña y el melocotón, del ayuno y de cualquier dieta que te prometa milagros en poco tiempo. 

Es hora de comenzar a cuidar tu cuerpo, tu mente y tu físico. La alimentación saludable, basada en la dieta mediterránea es el único método que, junto al ejercicio físico, te ayudarán a perder peso de forma saludable y mantenerlo en el tiempo sin efecto rebote

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la base de la alimentación mediterránea son las verduras (1), ricas en vitaminas, minerales, agua y fibra. Un grupo de alimentos que nos aportan mucha saciedad con muy pocas calorías. Esto significa que son una gran ayuda a la hora de perder peso pues, comiendo mucho, te ayudará a estar saciado sin consumir energía. 

La proteína nos ayuda a construir nuestro músculo, nuestra estructura, que nos ayudará a quemar toda la grasa posible durante el ejercicio. Una buena masa muscular nos previene de muchas enfermedades como la artrosis o la osteoporosis (2) y nos  aleja de una vejez sin movilidad. Eso significa poder mantener la independencia durante esta etapa de la vida 

Las grasas de la dieta mediterránea se basan en grasas saludables como los pescados azules y los frutos secos. Nos ayudan a limpiar nuestra circulación y evitan los procesos inflamatorios que sufrimos con el estrés (3) y la alimentación no saludable.

Los hidratos de carbono, los temidos por la sociedad, los que nos aportan energía y azúcares libres que, si no consumimos, se convierten directamente en grasa. Aquí radica la importancia de aumentar la práctica de actividad física. 

Nuestra alimentación está caracterizada por comer hidratos de carbono todos los días y a todas las horas (en el almuerzo y la merienda en especial), sin embargo, vivimos en una sociedad con un alto grado de sedentarismo (4) . No quemamos los hidratos de carbono que consumimos y los almacenamos en forma de grasa 

«Le tenemos un miedo irracional a las grasas pero los hidratos de carbono tienen vía libre a todas las horas”

 

¿Como mejorar los hábitos en Gimnasio Volumen X?

En el servicio de nutrición aprenderás a organizar tu alimentación de una forma equilibrada y saludable, sin prohibiciones  y basada en la educación alimentaria, desterrando falsas creencias adquiridas a lo largo del tiempo, por ejemplo, alimentos que hemos suprimido de nuestra dieta  y que, deberían consumirse frecuentemente.

En el ámbito deportivo la figura del entrenador personal nace  para satisfacer las necesidades de un sector de la población que requiere un asesoramiento individualizado, bien sea con objetivo de rendimiento en un contexto de competición o simplemente, personas que buscan un cambio en su estilo de vida hacia un modo más activo pero no saben cómo empezar a hacerlo.

Como ya sabéis, una buena alimentación y la práctica regular de actividad física van de la mano. Pero es importante tener en cuenta que cada persona es diferente, tiene unas necesidades y particularidades que hay que atender para maximizar su potencial y sus capacidades.

Hoy en día, el acceso a las nuevas tecnologías está al alcance de cualquiera. Puedes contar con el asesoramiento de un profesional de la actividad física, tener a tu propio entrenador a distancia para entrenar en casa, en tu gimnasio favorito o si lo prefieres al aire libre, con un programa diseñado específicamente para ti. Tener Entrenador personal está de moda, y si por motivos de movilidad o falta de tiempo no puedes ir al gimnasio, el Entrenamiento Personal Online  es la alternativa perfecta para ti.

Déjate asesorar por especialistas de la nutrición y la actividad física para  para conseguir tus objetivos de una forma saludable y con garantías. Mantenerlo el resto de tu vida evitando el temido efecto rebote es posible. 

Referencias - Bibliografía

(1): https://www.who.int/dietphysicalactivity/fruit/es/

(2): Juan J. López-Gómez , José L. Pérez Castrillón , Daniel A. de Luis Román. Influencia de la Obesidad sobre el metabolismo óseo. ELSEVIER. 

(3): da Silva EP Jr, Nachbar RT, Levada-Pires AC et al. Omega-3 fatty acids differentially modulate enzymatic anti-oxidant systems in skeletal muscle cells. Cell Stress Chaperones. 2015 Sep 19. [Epub ahead of print]

(4): David Martínez-Gómez, Joey C. Eisenmann, Sonia Gómez-Martínez, Ana Veses, Ascensión Marcos, Oscar L. Veiga. Sedentarismo, adiposidad y factores de riesgo cardiovascular en adolescentes. Estudio AFINOS. Revista Española del Corazón.

(5): Guadalupe Cordero – Dietista Nutricionista

 

Sigue nuestras Redes Sociales

Cerca de ti

¡Solicita tu prueba gratuita!